Política

Los motivos por los que los españoles deberíamos apoyar a Donald Trump

La izquierda está incendiando las calles con el objetivo de echar a Donald Trump de la Casa Blanca

Óscar Bermán

31 de agosto de 2020 (18:48 CET)

Donald Trump
Donald Trump

Toda la izquierda internacional intenta evitar que se concreten dos hechos fundamentales de alcance mundial.

El primero y más importante, que Donald Trump sea reelegido presidente de los Estados Unidos. Quieren evitar a toda costa que el presidente norteamericano permanezca en la Casa Blanca y logre desbaratar el complot global de las izquierdas y las élites financieras, ayudados por grupos radicales de diferente calaña, para controlar y someter a los EEUU y al resto del mundo a la dictadura “progresista” del pensamiento único: el nuevo socialismo.

En este momento crucial de la historia de la humanidad, el Presidente Trump es literalmente el muro de contención que protege a la Libertad y el Progreso del intento de sometimiento socialista. Soros, Gates, los lobbys pederastas, la mafia de Hollywood vinculada al Partido Demócrata, los grupos radicales de izquierda promovidos por las grandes fortunas, los abortistas, los adoradores del Becerro de oro disfrazados de filántropos, conforman hoy el enemigo que trabaja incansablemente para el logro de oscuros objetivos que nos involucran a todos.

Óscar Bermán

Segundo: evitar a toda costa que el Gobierno de Trump acabe con las dictaduras comunistas de la región, todas ellas financiadas por el narcotráfico.

No es extraño que, de cara al objetivo de derrocar a Trump, cuenten con la activa participación de todas las izquierdas de América, Europa, Asia, así como de grupos radicales islámicos, todos ellos enemigos declarados de Occidente y de sus bases cristianas.

El problema es enormemente complejo y delicado. Por ello debemos tomar conciencia de a qué y a quiénes nos estamos enfrentando. Observen los oportunos disturbios raciales y de género en todas partes, el virus COVID 19 liberado este año por los chinos para diezmar las economías, y los incesantes ataques de los medios de comunicación socialistas a cualquier representante público que defienda los valores inmateriales que las élites globales quieren confinar. Todo forma parte de un gigantesco conglomerado para poner fin a la civilización que ha servido, entre otras cosas, para trascendentalizar la vida humana.

Son ya 21 años de dictadura comunista en Venezuela, 41 en Nicaragua, 60 en Cuba, 90 en China… Durante décadas, estos países han extendido su letal influencia a otros, sembrando en ellos el hambre y la represión.

¿Por qué los intereses del globalismo coinciden casi siempre con las estrategias de estas férreas dictaduras? ¿Recuerdan algún alegato de Soros, algún manifiesto de Hollywood, alguna manifestación de Biden, en contra de las lacerantes condiciones de vida que deben soportar las personas que viven en esos y otros muchos países gobernados a sangre y fuego por la izquierda?

Asimilemos lo que está sucediendo, pongamos mucha atención a los hechos y mucho empeño en la lucha contra esta estrategia de dominación, diseñada y ejecutada coordinadamente por los socialistas y globalistas, en estrecho consorcio.

Esto va mucho más allá de la lucha por la Libertad. Se trata de la Lucha del Bien para vencer al Mal, con sus muchos disfraces falsamente solidarios.

Lo que hay en juego en Estados Unidos a todos nos concierne. Con la ayuda de Dios y la férrea determinación de los hombres a no convertirse en esclavos, tenemos la posibilidad de un futuro sin las ataduras físicas y mentales que impone la izquierda a los pueblos que caen en sus manos.

Hoy más que nunca debemos estar del lado de quienes luchan contra ese encarnizado enemigo que es el cáncer comunista. Hoy más que nunca, todos con Donald Trump.

Ayúdanos a difundir
Más noticias
Hoy destacamos
Comentarios
Top Noticias