14.4 C
Madrid
viernes, 24 junio 2022

Tu magazine de información online

17 años de la última entrega de la saga: Commandos

Esta última entrega de Commandos dejó de lado la estrategia en 3D a la que nos tenía acostumbrados, para cambiar el formato a un Shoot’em up en primera persona, aún así, necesitaremos seguir pensando para alcanzar la mejor solución y terminar una fase con éxito.

Commandos Strike Force

El juego nos traslada a la Segunda Guerra Mundial, en distintas localizaciones europeas, donde deberemos derrotar al enemigo para acabar con sus planes de invasión, provocar el máximo daño posible saboteando y eliminando a tantos soldados como puedas.

Para ello contaremos con la ayuda de un boina verde, que será el hombre cuerpo a cuerpo, la fuerza bruta, pero no por ello estúpido, capaz de manejar un gran arsenal de armas, tanto aliadas como alemanas.

Junto con el boina verde se encuentra el francotirador, sigiloso y mortal, capaz de acabar con sus enemigos con su rifle de precisión a largas distancias o de manera más cercana con lanzamiento de cuchillos, y por último, pero no menos importante, también podremos alternar con el espía, un sujeto de gran inteligencia y habilidades del espionaje como la suplantación de identidades y el asesinato con sigilo, capaz de hablar varios idiomas.

Commandos 2006

 

Paso de la estrategia 3D al shoot’em up

Commandos: Strike Force, es un juego realmente interesante, aunque su paso de la estrategia 3D al shoot’em up deja un sabor agridulce. No aporta novedades con respecto a otros juegos de la misma índole, pero la posibilidad de alternar entre nuestros distintos comandos ayuda a que el juego se haga un poco más interesante.

Gráficamente, el juego para PS2 Commandos: Strike Force, no era gran cosa, no habría que destacar este apartado pues queda a la altura de mucho otros juegos, lo que llevaba a pensar que PS2 ha alcanzado su cenit con respecto a potencia de gráficos se refiere.

Los modelados de los personajes, sobre todo los principales, están muy bien desarrollados, aunque hay veces en que les da por atravesar objetos o peldaños de escaleras.

Los nazis se distinguen perfectamente, sobre todo su rango por el uniforme, pudiendo distinguir un soldado raso de un suboficial, de un general o de la GESTAPO, (todos ellos pueden ser suplantados por el espía).

Texturas y sonidos

Las texturas de los escenarios están dentro de lo corriente, distinguibles, pero la ambientación del juego es bastante buena, te teletransporta a la vieja Europa en plena guerra.

Los sonidos en Commandos: Strike Force  acompañan perfectamente al juego, los disparos de las armas suenan de manera real, los bombardeos, el agua de los ríos, etc. pero lo mejor en este apartado es que está completamente doblado al castellano, por lo que no te pierdes ni un solo segundo de la trama al ser narrada y no tener que leer subtítulos incómodos.

Las voces de los Nazis están en alemán, algo que ayuda mucho más a la ambientación y que asusta cuando se dirigen a ti sin saber que están diciendo, sin saber como has de reaccionar, un paso en falso puede ser tu final.

Juego Commandos

La jugabilidad de Commandos: Strike Force

Al principio, la jugabilidad de Commandos: Strike Force es complicada, puede que te lleve a errores y a tirar una granada o cambiarte el uniforme sin darte cuenta, pues los botones llevan en algunas ocasiones, hasta que te acostumbras, a sesgos.

De cualquier modo, los controles son muy parecidos a todos los Shoot’em up, siendo el R1 para disparar, el joystick izquierdo para moverte y el derecho para apuntar y rotar la cámara. En esta nueva entrega, el botón triángulo acoge la función de intercambio de personajes, pulsando el botón, podrás ponerte en la piel, depende de la misión, de tus otros commandos, alternar los controles para acabar con éxito o fracaso los distintos mapas.

En esta ocasión, nuestros tres Strike Force, podrán manejar algún que otro vehículo, mirar a través de cerraduras, abrir puertas, utilizar objetos… de una forma sencilla y eficaz; agacharse, saltar y correr formarán parte de tus quehaceres para salir airoso. El manejo de tus comandos es intuitivo y no muy difícil, salvo algunas excepciones, como ya comenté, en la que puedes confundir la asignación de botones.

La inteligencia artificial del juego

La inteligencia artificial del juego viene dada por el nivel que escojas al principio. Podrás ver como al oir disparos se aproximen los nazis que se encuentren más cerca de tu posición, que sabrás en todo momento gracias al radar y a la ayuda de unos binoculares. Sabrás cuando un soldado no está percatado de tu presencia por el color que tenga en el radar, verde significa que no sabe que estás por ahí; amarillo que ha escuchado o visto algo inquietante; y rojo significa que has de huir o combatir, matar o morir.

La puntería de tus enemigos es bastante buena, también dependiendo del nivel, pero en las largas distancias, les cuesta más acertar, y es posible, que con una Thompson tengas más precisión que ellos y acabes fácilmente con un enemigo de un solo disparo. Habrá momentos en los que te enfrentes a Panzers (tanques), y ten claro que ir de frente es una muerta segura, o bien por el obús que te dará de lleno o por la metralleta que escupirá balas sobre ti.

Los enemigos son capaces de diferenciar y reconocer al espía cuando va disfrazado de un soldado de su mismo rango, así pues, si tu espía está vestido de suboficial, no lo reconocerán los soldados rasos, los suboficiales tendrán dudas durante unos segundos hasta que te reconozcan, y los oficiales sabrán tu identidad nada más verte.

Duración del juego

El juego se hace relativamente corto, también depende de tu habilidad con los controles de los comandos y la capacidad que tengas para planificar las mejores estrategias de combate. Gracias al guardado del juego en el momento que desees, podrás comenzar la misión donde lo dejaste, así que al no comenzar la fase desde el principio, el juego se hace menos pesado pero más corto.

Fácilmente, puedes terminarte Commandos: Strike Force en diez horas o menos, dependiendo también si ya sabes como transcurre la misión, y al acabarte cada uno de los mapas, obtendrás unos bonus, que no son otra cosa que dibujos sobre el juego.

En definitiva, el paso de la estrategia en 3D a los shooters en primera persona, es algo que choca bastante, que tal vez no sea del agrado de todos, y que para la poca experiencia que tiene Pyro Studios, ha quedado un juego bastante aceptable. Los que estén más acostumbrados a ver a su grupo de Commandos en perspectiva y en tercera persona, puede que se lleven una decepción, si algo funciona así, por que cambiarlo, podrás pensar, pero en la innovación está el cambio y las mejores propuestas, aunque ya parece que está todo inventado en cuanto a videojuegos e ideas para desarrollarlos.

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS