12.1 C
Madrid
lunes, 21 noviembre 2022

Tu magazine de información online

Gamecube, la consola «distinta» de Nintendo

Inicialmente conocida como proyecto Dolphin, la cuarta generación de Nintendo fue presentada al público en el Spaceworld 2000, mostrando Gamecube, sucesora de Nintendo 64. Con su reducido tamaño y cuidado diseño, pronto se ganó el apoyo de los fieles fans de Nintendo que estaban deseando ver nuevos títulos, con un potencial gráfico increible que mostraba este nuevo sistema.

Inicios de la consola Gamecube

Gamecube salió a la venta a finales de 2001 en Japón y América, y en 2002 en Europa y Australia. Una consola muy distinta a su competencia (PlayStation 2 y Xbox) ya que contaba con un reducidísimo precio desde el día de salida, siendo siempre la consola más barata de esa generación. Gamecube era una consola para jugar, siempre lo ha sido, y por ello no incluía capacidades multimedia como reproducción de DVD o de música en CD, aunque una versión de Gamecube realizada por Panasonic, la Panasonic Q, si que añadía estas opciones multimedia. Aun así Gamecube permitía juego online, aunque fue algo que apenas se aprovechó, utilizandose el adaptador de banda ancha para conectarse con otras consolas y jugar en LAN más que para juego online.

Si Nintendo 64 perdió el apoyo de muchas compañías, el inicio de Gamecube continuó parcialmente esta linea, con la perdida de Rare, la cual sólo hizo un título para esta consola. Aun así Gamecube ha mejorado en gran medida la relación con las third parties, consiguiendo muchos títulos de estas, que con la llegada de Nintendo al formato óptico, dejando de lado el cartucho, hizo mucho más atractivo el sistema para las desarrolladoras. Muestra de esto es el apoyo de compañías como Capcom o Namco, que surtieron al cubo de grandes títulos, algunos de ellos en exclusiva.

Gamecube de Nintendo

El Diseño de Gamecube

El diseño de Gamecube es totalmente distinto a cualquier otra consola vista antes, y no tiene nada que ver con las de la competencia. La forma de la consola es un pequeño cubo, de reducido tamaño y peso y con un asa en su parte posterior para su transporte. En el frontal tenemos la conexión para los cuatro mandos y las dos tarjetas de memoria, mientras que en la parte inferior se encuentran las conexiones para ciertos periféricos.

Si Nintendo 64 llegó a aparecer en varios colores y ediciones, Gamecube no fue menos, ya que al color inicial, un azul violaceo, se añadieron el negro, plateado, naranja, verde esmeralda, blanco perla… además algunas ediciones como la de Resident Evil 4. La tapa de disco de Gamecube incluía un circulo conocido como “joya” el cual se podía cambiar por otros, aunque a excepción de uno de Metroid Prime, practicamente no hubo ninguno oficial de Nintendo. Los mandos también disfrutaron de todos estos colores, existiendo además una versión inalámbrica del mando, llamado Wavebird, el cual también llegó a estar disponible en varios colores.

Algunos problemas de la consola Gamecube

Aun con todos estos factores, Gamecube también se enfrento a varios problemas: una dura competencia con mayores campañas publicitarias y un público que se sentía decepcionado por Nintendo en los años anteriores, además de acusaciones de que Gamecube y Nintendo en general eran infantiles, algo lejos de la realidad con sagas como Resident Evil o Metroid Prime que arrasaron en esta máquina. Una consola ideal para todos los públicos y muy destinada al modo multijugador, con muchísimos títulos que son perfectos para jugar hasta cuatro personas.

Los juegos de Gamecube utilizan un formato óptico de menor tamaño a un DVD o CD, con una capacidad de 1,5GB, de forma que algunos juegos incluyen dos discos, algo imposible de realizar con cartuchos. Este formato, de un precio mucho más reducido y una capacidad más que suficiente, solucionó el principal fallo de Nintendo 64, de forma que los títulos en Gamecube podían tener las mismas características o incluso más que en otras plataformas, ofreciendo una competencia técnica a la altura.

Periféricos de Gamecube

Gamecube no se quedo nada corta en el número de periféricos oficiales:

Mando de control

El mando de control de Gamecube tiene el privilegio de ser uno de los más comodos realizados alguna vez, con una forma ergonómica que se adapta muy bien a la forma de la mano. Cuenta con dos joysticks analógicos, cruceta, cuatro botones de acción, botón start, y tres gatillos, dos de ellos con dos niveles de activación, de forma que al pulsarlos hasta el fondo se interpreta de forma distinta que hacerlo parcialmente. El mando incluía vibración y aparecieron en diversos colores.

Wavebird

El mando inalámbrico de Gamecube, cuya única diferencia es una variación del diseño para incluir las dos pilas con las que funcione, además de una rueda para seleccionar el canal de funcionamiento. Para evitar el gasto excesivo de pilas, este mando no incluía vibración.

Konga

Bongos utilizados en Donkey Konga, con el aspecto de este instrumento musical, reconoce cuando tocamos los dos parches y las palmadas que demos sobre un micrófono incorporado.

Alfombra de baile

Alfombra utilizada para detectar los pasos de baile en Dance Dance Revolution: Mario Mix.

Memory Card

La tarjeta de memoria de Gamecube. Estas tarjetas se dividían según su capacidad (las partidas de los juegos normalmente ocupaban 3-5 bloques, aunque algunos podían llegar a requerir 59 bloques). Las capacidades que ofrecía Nintendo eran de 59, 251 y 1019 bloques.

Micrófono

Micrófono usado en Odama y Mario Party 6 y 7.

Modem y adaptador de banda ancha

Estos elementos se usaban para conectar la consola a Internet, y en el caso del adaptador de banda ancha, como medio de conexión además entre varias Gamecube para juego en LAN.

Game Boy Player

Este periférico que servía de base para la Gamecube ofrecía la posibilidad de jugar a juegos de Game Boy Advance (y anteriores) en Gamecube. Incluía además un conector para cable link, permitiendo conectarla a otras Game Boy

Cable conexión Game Boy Advance

Este cable permite conectar una Game Boy Advance a un puerto de mandos, de forma que en algunos juegos podemos usarlo como mando o segunda pantalla.

Historia de Gamecube

Especificaciones técnicas

-CPU: IBM “Gekko” PowerPC (modificación de PowerPC G3 750) a 485 MHz
-GPU: ATI “Flipper” a 162 MHz. Resolución de 640×480
-Audio: Sistema de audio de 64 canales compatible con Dolby Pro Logic II
-RAM: 24MB de tipo 1T-SRAM, con 16MB de RAM auxiliar.
-Conexiones: Puerto para mandos x4, puerto para tarjetas de memoria x2, salida A/V, entrada de corriente, puerto de expansión de alta velocidad serie x2, puerto de expansión de alta velocidad paralelo.

Algunos juegos de Gamecube

Gamecube contó con un catalogo surtido, repleto de títulos con una calidad alta, también en el aspecto gráfico gracias a la potencia de la consola. En esta lista teneis algunos de estos juegos, muchos de ellos títulos que serán recordados por su importancia en la historia, siendo grandes clásicos. No están todos, pero si muchos de los más representativos.

1080º Avalanche:

Esta secuela del título de Nintendo 64 cuenta con los mismos elementos de su predecesor, aprovechando las capacidades de Gamecube. El juego multijugador tiene un nuevo sentido en este juego, permitiendo no sólo jugar a cuatro personas en la misma consola, sino conectar varias consolas en red local para aumentar el número de jugadores.

18 Wheeler. American Pro Trucker:

Este atípico título de conducción arcade nos pone a los mandos de un gigantesco camión en carreras por carreteras, todo ello para llegar a la meta antes de que finalice el tiempo. Los circuitos están llenos de tráfico que frenarán los camiones (que debido a su peso no disponen de demasiada aceleración), además de ser vehículos dificiles de controlar.

Animal Crossing:

Remake de Animal Forest para Nintendo 64. Este juego de Nintendo es un simulador en el que los jugadores disponen de una vida virtual que comienzan en un pueblo lleno de habitantes animales. Una vez lleguemos a la ciudad compraremos una casa y tendremos que vivir nuestra vida, comprando y consiguiendo objetos para decorar la casa, relacionándonos con nuestros vecinos… Para pagar la hipoteca y todos nuestros gastos tendremos que conseguir dinero, básicamente vendiendo objetos que podemos recolectar por el pueblo. Una interesante característica del juego es el conseguir títulos de NES a los que podremos jugar en nuestra casa virtual. El juego hace uso de la conexión con Game Boy Advance, pudiendo usarla para viajar a una isla.

Baten Kaitos:

El segundo gran RPG de Namco (la compañía creadora de Pac-man dio bastantes alegrías a los usuarios roleros de Gamecube) es Baten Kaitos: las alas eternas y el océano perdido, juego algo menos conocido que Tales of Symphonia, pero sin duda alabado por una buena cantidad de gente, y las razones no son para menos.
La historia trata de un mundo donde los países son islas que flotan en el aire, eso es debido al ataque del dios del mal: Malpercio, que secó los océanos y obligó a la gente a vivir en el aire. Los habitantes de las islas flotantes tienen alas y cada uno tiene un espíritu guardián que le protege. El protagonista, Kalas, es encontrado inconsciente en un bosque de una de esas islas, y es llevado a una aldea cercana, donde vemos sus motivos: vengar a su abuelo y a su hermano, muertos a manos de un general del ejército del imperio malvado de turno, Giacomo.

Aunque la historia suene tópica (y de hecho, tanto la historia como los personajes, excepto uno, son bastante tópicos y cumplen con algún estereotipo) está llena de impresionantes e inesperados giros que ponen el listón muy alto, los propios personajes, aunque son estereotipados, su estupendo desarrollo hace que (algunos más que otros) sean queridos tarde o temprano por el jugador (y si no lo consiguen los personajes, de eso ya se encargarán los giros de la historia)

Batman Begins:

El regreso de Batman al cine con la historia de los inicios del hombre murcielago trajo consigo la versión en videojuego, realizada por Electronic Arts. El juego nos permite protagonizar a Batman en tercera persona a lo largo de varios escenarios, haciendo uso de sus gadgets y pudiendo luchar cuerpo a cuerpo con los enemigos. El título no es nada especial, ya que se basa en uno de esos títulos que aprovechan una licencia, sin nada más que ofrecer.

Battalion Wars:

Esta nueva saga de Nintendo (ya que su secuela pertenece a Wii), ofrece una particular forma de juego en lo que a títulos bélicos se trata. Siendo un juego lleno de personajes atípicos y con todo tipo de unidades extrañas… todo ello como si saliese de una serie de dibujos animados, este juego nos pone al mando de todo tipo de tropas a lo largo de varias misiones. Se podría decir que el juego es similar al estilo de Advance Wars para Game Boy Advance y Nintendo DS, aunque no guarda ninguna relación con esta serie.

Este título de estrategia en tiempo real cuenta con un diseño 3D, donde los ejercitos enemigos luchan. El jugador puede encarnar a cualquiera de las unidades sobre el mapa, controlandola y dando ordenes al resto de unidades. Esto supone que podemos alternar entre infantería, tanques, helicópteros, aviones… teniendo cada unidad sus ventajas y desventajas, teniendo que saber usarlas de una forma estratégica para vencer a un ejercito normalmente superior a nosotros.

Todo el juego derrocha originalidad, ya sea en las animaciones o en el diseño de las unidades y protagonistas del juego, aunque desgraciadamente el único punto negativo es que no dispone de un modo multijugador que podría haber tenido muchas posibilidades en este título.

Battle Stadium D.O.N.:

Tres de los mayores éxitos anime de todos los tiempos en un único título de lucha. Personajes de Dragon Ball, One Piece y Naruto luchando en un mismo título con un sistema atípico, donde en vez de disponer cada personaje de una barra de vida, comparten una barra de la que cada luchador se apodera poco a poco a base de dañar a los otros personajes.

Con un desarrollo bidimensional y escenarios inspirados en estas sagas, todo ello con un gran número de personajes, 20 en total. El modo multijugador permite enfrentar a cuatro jugadores simultaneamente, permitiendoles usar al mismo personaje aunque lo seleccionen otros jugadores. Los ataques especiales se muestran con una corta animación del personaje seguida de un ataque inmenso que puede alcanzar a varios jugadores.

Beyond Good & Evil:

Aventura de Ubisoft que cuenta con una excelente historia de ciencia ficción que transcure en un mundo futurista con alienígenas, ante una crisis que azota al mundo y que la reportera a la que encarnamos tendrá que desenmascarar. Un título desconocido para muchos, pero de inmensa calidad por todos lados. La historia es realmente buena, contando además con un apartado técnico y control muy cuidados. El título cuenta con un doblaje al castellano sencillamente perfecto, algo que completa el título, siendo uno de los mejores juegos de aventura para Gamecube, aunque desconocido por la mayoría del público.

Billy Hatcher and the Giant Egg:

Desarrollado por SEGA en exclusiva para Gamecube (aunque más tarde surgió una versión para PC), este título basa toda su acción alrededor de gigantes huevos que debemos trasladar haciendolos rodar. Un plataformas donde todas las acciones se centran en las realizadas con el huevo.

Bleach:

La serie de animación Bleach, de gran éxito en Japón, cuenta con un título de lucha para Gamecube. En este título los combates se llevan a cabo con las armas de cada personaje, principalmente espadas. El juego cuenta con un número decente de personajes y escenarios, aunque la velocidad del juego y precisión del control es baja, de forma que aun siendo basado en una licencia de gran éxito, el juego resulta algo aburrido. Otro punto negativo del título es la simpleza de los combos que pueden ser realizados, además de que el modo multijugador está limitado a dos jugadores.

BloodRayne:

Este título en tercera persona transcurría poco antes de la II Guerra Mundial, encarnando a una vampira enfrentandose a todo tipo de enemigos, incluidos soldados Nazis. Un título bastante mediocre con un transfondo argumental excesivamente simple.

Burnout:

La saga de conducción Burnout tuvo dos entregas para Gamecube, una saga que se basa en carreras a toda velocidad a través de circuitos urbanos repletos de tráfico. Los vehículos disponibles no son reales, aunque son diversos, incluyendo incluso una gigantesco camión-grua.

El título nos hace estar atentos a todo el tráfico en el circuito para evitar colisionar con otros coches, produciendo una repetición a camara lenta del accidente y otorgandonos puntos por este. Esta saga se basa en la espectacularidad de los accidentes a toda velocidad, produciendo accidentes en cadena incluso. El apartado gráfico de la primera entrega era excesivamente simple, pero este se vio mejorado en su secuela, introduciendo varias mejoras.

Call of Duty:

Este shooter basado en la Segunda Guerra Mundial ha contado con dos entregas para Gamecube. Títulos que recrean famosas batallas encarnando a varios soldados de distintos ejercitos en la lucha contra el ejercito Nazi.

Armas basadas en la gran guerra y una gran cantidad de acción en misiones contra decenas de enemigos, entre disparos, bombardeos y la acción más excitante entre trincheras. Un apartado gráfico sublime y gran nivel de realismo que hacen que esta saga sea una de las más aclamadas en los últimos años de Gamecube.

Chibi-Robo!:

Este es uno de los últimos títulos de Nintendo para Gamecube, donde controlamos a un pequeño robot que pasea por toda la casa haciendo tareas como limpiar o proteger a la familia. Tendremos que ir buscando enchufes para recargar baterías cada un tiempo… todo ello mientras exploramos la inmensa casa que está llena de minijuegos y tareas que realizar.

Crazy Taxi:

Esta saga nos invita a ponernos al volante de un taxi para llevar clientes de un punto a otro lo más rápido (y comodamente) posible. Dependiendo del tiempo y la forma en que llevemos al cliente, este nos pagará una cifra mayor.

Custom Robo:

Este título de peleas entre robots. Estos robots pueden ser personalizados y tienen un tamaño reducido. Las peleas se realizan sobre diferentes arenas muy diferentes entre unas y otras.

Dance Dance Revolution: Mario Mix:

El conocido juego de baile Dance Dance Revolution (Dancing Stage) fue adaptado al mundo de Mario en Gamecube. El juego disponía de una alfombra de baile de Mario, la cual era usada en el juego para detectar los movimientos sobre esta del jugador. El juego consiste en pisar las flechas de la alfombra cuando se nos indique en la pantalla, todo ello con músicas clásicas de Mario y otras nuevas. El juego dispone de modo historia, minijuegos y un modo para dos jugadores, el cual permite que cada jugador elija la dificultad de la canción por separado.

Disney’s Magical Mirror:

Mickey protagonizaba este título que fue uno de los primeros juegos para Gamecube. Una aventura donde Mickey debía explorar el escenario, resolviendo puzzles y completando minijuegos. Un juego algo simple pero bueno para los más pequeños de la casa.

Donkey Konga:

Si hay un título rompedor en Gamecube, este es Donkey Konga. En esta trilogía Donkey Kong y compañía nos ofrecen un juego musical donde debemos tocar un instrumento en particular.

Los konga son los periféricos usados para este juego, unos bongos formados por dos parches y un micrófono usado para detectar nuestras palmadas. Este título incluye minijuegos y un gran número de canciones que debemos tocar usando los bongos, tocando de la forma que nos indican en pantalla. El juego permite jugar simultaneamente a cuatro jugadores, ya sean usando bongos o el mando de Gamecube.

Doshin the Giant:

El título inicialmente aparecido en 64DD fue mejorado para su lanzamiento en Gamecube. En este juego controlamos a un gigante amarillo llamado Doshin. Doshin crecerá al alimentarse del odio y amor de los habitantes de la isla, los cuales viven en cuatro tribus para las que construye monumentos. El juego se basa en el transcurso de los días, durante los cuales Doshin tiene que hacer todo lo posible antes de que finalice el tiempo.

Dragon Ball Z Budokai:

Con los dos primeros títulos de esta saga de lucha, Dragon Ball estuvo muy presente en Gamecube, ya que estos juegos recogen una gran cantidad de personajes y elementos de la conocida serie, incluyendo muchos ataques especiales de cada personaje o la capacidad de volar por el escenario. El juego permitía a dos jugadores el enfrentarse en el modo multijugador.

*Enter the Matrix:

Este juego es un punto de conexión entre películas, explicando muchos puntos que se pierden en las películas, contando una historia paralela a la segunda de las películas, la vivida por Ghost y Niobe. El juego se entrecruza con escenas de la película, como la persecución en la autopista. Un juego de acción en tercera persona llena de disparos y las peculiaridades de Matrix. No tuvo una acogida demasiado buena, al igual que la película.

Eternal Darkness: Sanity’s Requiem:

El desconocido estudio Silicon Knights se ganó un reconocimiento altísimo con este título, el cual mostraba una atmósfera realmente tétrica en un viaje a través de varías epocas históricas. El juego contaba con una historia muy trabajada y efectos terroríficos que ocurrían al jugar, influyendo directamente sobre el control de la protagonista del juego… esto podía ser paredes sangrando o incluso partes del cuerpo de la protagonista que van cayendose poco a poco. Un título terrorífico que marcó un inicio excelente en Gamecube.

Extreme-G 3:

La saga de carreras de motos futuristas continuó con una entrega más en Gamecube. Con motos armadas capaz de alcanzar autenticas velocidades de vertigo en escenarios que son recorridos a velocidades de hasta 1600 Km/h.

F-Zero GX:

De nuevo la saga de rapidísimas carreras en circuitos llenos de loopings, inversiones y todo tipo de dificiles trazados. Una gran cantidad de naves para pilotar y circuitos con increibles efectos gráficos. El juego permite carreras de hasta cuatro jugadores y conexión con la versión arcade, de forma que podía servir para conseguir algunos extras.

FIFA:

El simulador de fútbol de EA Sports estuvo presente en esta consola año tras año, empezando con la edición de 2002. El juego dispone de avanzados gráficos tridimensionales que diferenciaban la capacidad de Gamecube de su predecesora.

Geist:

Un shooter totalmente atípico, ya que en este juego encarnamos a un fantasma, el cual puede poseer máquinas, animales o personas… con esto podemos poner en marcha una máquina o controlar a una persona de forma que podremos usar todo tipos de armas para abrirnos paso a tiros. El título cuenta con avanzados gráficos al ser un título de la época final de Gamecube.

GoldenEye: Rogue Agent:

Este juego surgió en un intento de realizar una secuela del aclamado GoldenEye de Nintendo 64, aunque no resultó ser para nada lo que sus desarrolladores pretendían. En este juego no controlamos a James Bond, sino a GoldenEye, un aspirante a ser un agente 00, que se pasa al lado de los malos bajo las ordenes de GoldFinger. En el título aparecen varios personajes de las distintas películas de James Bond, aunque no concuerda en concreto con ninguna de ellas, siendo más bien una historia paralela del que podría decirse es el mayor rival de Bond.

*Harry Potter:

El éxito literario (y cinematográfico), Harry Potter, ha tenido varios juegos en Gamecube, en concreto un título por cada una de las cuatro primeras películas y otro más de estilo deportivo, dedicado al deporte mágico creado en Harry Potter, el quidditch. Los juegos basados en la película son títulos en tercera persona donde el jugador puede recrear los hechos ocurridos en las películas.

Harvest Moon:

El simulador granjero Harvest Moon llegó en tres ocasiones a Gamecube. Este simulador nos permite ponernos al mando de una granja, administrandola y cuidando de los animales para hacer que prospere lo máximo posible, pudiendo casarnos y tener hijos. Los títulos de estos tres juegos son Harvest Moon: A Wonderful Life, Another Wonderful Life y Magical Melody.

El Hobbit:

La novela de J.R.R. Tolkien que precede a El Señor de los Anillos tuvo su aparición con este plataformas donde debiamos controlar a Bilbo Bolsón en su aventura para recuperar el tesoro de Smaug, un gigantesco dragón que habitaba en una lejana montaña. Repleto de bellos escenarios y escenas de la versión literaria, este título pasó desapercibido, quizás por el desconocimiento del público general de que trataba el juego, al no ser El Hobbit tan conocido como El Señor de los Anillos.

International Superstar Soccer:

El futbol de Konami regresó en dos ocasiones tras el éxito en Nintendo 64. El título ofrecía un excelente control y gráficos, aunque al no contar con la licencia de la FIFA los nombres de jugadores y clubes eran inventados.

James Bond 007:

El agente secreto más famoso de todos los tiempos contó con cuatro títulos en Gamecube (sin contar GoldenEye: Rogue Agent). Agent Under Fire, Nightfire, Everything or Nothing y Desde Rusia con Amor. Todos estos títulos tienen como protagonista al James Bond interpretado por Pierce Brosnan, a excepción del último título, que retrocede al James Bond interpretado por Sean Connery. Los títulos son juegos de acción donde usamos los gadgets y armas del agente Bond, además de contar con fases de conducción. Estos títulos son juegos de gran calidad y que hicieron las delicias de los fans del agente 007, aunque por desgracia la duración media de estos juegos era algo baja. Los cuatro títulos fueron desarrollados por Electronic Arts.

Killer 7:

Desarrollado por Capcom, este atípico título con aspecto de cómic nos pone en la piel de un asesino con siete personalidades bien diferentes, tanto física como psiquicamente. Cada personalidad dispone de habildiades únicas que servirán para completar los obstaculos que nos encontremos durante el juego. El control se basa en avanzar o retroceder, eligiendo los distintos caminos que nos encontremos y disparando en primera persona a los enemigos que nos crucemos. Un aspecto cel-shaded distinto al habitual, siendo muy plano.

Kirby Air Ride:

Este título en principio planeado para Nintendo 64, nos ofrece un tipo de juego totalmente diferente a los clásicos títulos de Kirby, pasando la bola rosa de Nintendo a competir en carreras a bordo de una estrella. El juego permite competir a varios jugadores en una misma consola o en distintas a través de LAN. El mayor punto negativo de este título fue el hecho de que no debiamos acelerar, ya que ibamos siempre a toda velocidad, limitandose el control sobre la velocidad a el poder frenar con un botón, al contrario de lo que ocurre normalmente en los juegos de carreras.

Lego Star Wars:

Los dos títulos de esta serie cubren las dos trilogías de Star Wars (una por juego) con el humor y personajes de LEGO. Olvidaros de los actores de las películas, en estos juegos los personajes (y no sólo eso, sino las naves y escenarios también) siguen el estilo LEGO, dando además una imagen muy divertida de las películas originales. Los juegos incluyen una inmensa cantidad de personajes con los que podemos jugar. Un juego con una gran aceptación, ya que aunque originalmente parece realizado para los más pequeños de la casa, la frescura del título, mezclando los elementos de la película desde una visión mucho más cómica, hizo que este juego triunfase de sobremanera.

Lost Kingdoms:

En los primeros años de Gamecube nos llegaron los dos títulos de esta serie. La serie es un action-RPG donde los combates en tiempo real son realizados con cartas (cuando lo normal al jugar con cartas es que sea por turnos). La segunda parte apenas incluía novedades respecto a la primera parte, a excepción de las nuevas cartas incluidas.

Luigi’s Mansion:

Al contario de lo que venía siendo habitual en las consolas de Nintendo, Mario no abrió el catalogo de Gamecube, sino que fue su hermano Luigi en esta aventura donde debía rescarar a su hermano, el cual estaba encerrado en un cuadro dentro de una casa encantada. Luigi, armado con su linterna y una aspiradora especial que le permite enfrentarse a los fantasmas que habitan en la casa, debía rescatar a su hermano. El juego no contó con mucho éxito al ser bastante simple y alejado de la saga cásica de Mario.

Madden NFL:

Este título de EA Sports ha contado con una edición anual desde el año 2002. El fútbol americano triunfa en norteamérica y esto hace que este título disponga de un gran éxito y fama, siendo el juego oficial de la liga de fútbol americano.

Mario Golf: Toadstool Tour:

Gamecube disfrutó de una gran variedad de títulos deportivos de Mario y compañía, y tras el éxito de Mario Golf en Nintendo 64, este regresó a Gamecube. Todos los personajes del mundo de Mario volvían a manejar los palos de golf en un título deportivo con originales reglas y campos que cambiaban la forma de jugar a este deporte.

Mario Kart: Double Dash!:

Como era de esperar, la exitosa saga de carreras Mario Kart también llegó a esta generación de Nintendo. En este caso la saga contaba con el mayor número de cambios de su historia. Para empezar, por primera vez, cada corredor disponía de varios vehiculos a su disposición, con diferentes cualidades, a lo que se añadía también un número de personajes muy superior a otras entregas de la saga, con muchos nuevos personajes.

También se incluyeron nuevos objetos, algunos de los cuales eran únicos de ciertos personajes. Pero la mayores novedades eran la posibilidad de jugar en LAN con varias Gamecube, además de que los coches eran disponían ahora de dos personajes sobre ellos, un conductor y un artillero, de forma que podían llevar un objeto cada uno, o incluso que dos jugadores compartiesen el coche, controlando uno al conductor y otro al artillero.

Mario Party:

La cuarta, quinta, sexta y séptima entregas de esta saga llegaron a Gamecube. La mecánica sigue siendo la misma que triunfó en Nintendo 64, con una gran colección de minijuegos que jugamos compitiendo contra la maquina u otros jugadores en un juego de tablero.

La grandes novedades llegaron en la sexta y séptima entregas, ya que ambas disponen de varios minijuegos controlables mediante la voz usando un micrófono incluido con el juego y que se conecta en la ranura de memoria de la consola. La última entrega tambíen incluia la posibilidad de que jugasen ocho personas, mediante una serie de minijuegos que se controlaban compartiendo el mando entre dos.

Mario Power Tennis:

Si el tenis de Mario triunfó rotundamente en Nintendo 64, no fue menos en Gamecube. Un juego lleno de divertidas partidas multijugador, y ataques especiales propios de cada personaje. Escenarios llenos de particularidades y minijuegos que completan este título.

Mario Smash Football:

Tras probar muchos deportes, Mario también llegó al deporte rey, el fútbol, en este título donde los dos equipos se enfrentaban en partidos llenos de objetos y limites del campo electrificados. El título muestra la cara más arcade del fútbol, aunque el número de posibilidades era algo reducida.

Mario Superstar Baseball:

Tras el Golf y el Tenis, Mario y sus compañeros se atrevieron a probar el beisbol. En este juego elegiamos a nuestro equipo entre todos los personajes disponibles, jugando en orginales campos, bateando y lanzando las bolas mientras recorremos bases. Como es habitual, los ataques especiales propios de cada jugador también estaban presentes.

Medal of Honor:

Electronic Arts también hizo presente su saga basada en la Segunda Guerra Mundial. Este shooter en primera persona nos lleva por las distintas batallas contra el ejercito nazi. Tres títulos que llegaron a Gamecube, con un sistema de juego muy similar y sencillo.

*Metal Gear Solid: The Twin Snakes:

Considerado uno de los mejores títulos de la historia, el remake del primer Metal Gear Solid es exclusivo para Gamecube. Una colaboración entre Konami y Nintendo que llevó a cabo Sillicon Knights.

El juego era totalmente fiel al original, manteniendo practicamente todo calcado al juego para PlayStation (aunque incluyendo algunos guiños o huevos de pascua). Los cambios sustanciales de este remake son los gráficos, a la altura de los tiempos y mucho mejores que los del título original, y el sistema de control, con neuvas acciones o la camara en primera persona para disparar, elementos que no se incluyeron en la saga hasta Metal Gear Solid 2.

El juego es una excelente opción para los que no conocían esta saga, aunque no terminó de gustar a los fans del original, que veian como se perdían algunos elementos a pesar de las multiples mejoras del juego.

Naruto Gekitou Ninja Taisen (Clash of Ninja):

Esta saga con cuatro títulos es uno de los títulos de lucha de más éxito en Gamecube, protagonizado por Naruto y el resto de personajes de esta exitosa serie anime.

Con un entorno 3D en el que los luchadores pueden desplazarse a toda velocidad, con todo tipo de ataques especiales y combos, el juego es muy rápido. Hasta cuatro jugadores pueden jugar simultáneamente, eligiendo personaje entre varias decenas.

Need for Speed:

Esta saga de conducción ha estado en cinco ocasiones en Gamecube, Hot Pursuit 2, Underground, Underground 2, Most Wanted y Carbono. Estas últimas cuatro entregas introducen la moda tuning, de forma que podemos modificar los coches. Estos juegos ofrecen una conducción arcade a toda velocidad en circuitos urbanos llenos de tráfico real.

Odama:

Un curioso título que une el estrategia con el pinball. La mesa de pinball es en realidad un gigantesco campo de batalla ambientado en la era feudal japonesa (aunque en realidad la bola de pinball es una inmensa bola usada como arma).

El sistema de juego hace uso del mando de control y el micrófono de Gamecube, de forma que mientras la bola se mueve por todo el campo de batalla arrasando al ejercito propio y enemigo, debemos dar ordenes con el micrófono a nuestras tropas para que se moverlas evitando ser arroyados por la gigantesca bola, mientras atacan al enemigo.

Una curiosa mezcla con un sistema de juego muy original.

Phantasy Star Online:

Los tres primeros episodios de este título online (prácticamente el único juego que explotó a conciencia el juego online) estuvieron presentes en Gamecube. El tercer episodio se basaba en combates de cartas, cambiando el los clásicos combates cuerpo a cuerpo de los anteriores episodios. Los juegos no son únicamente online, sino que también permiten el juego para uno o varios jugadores offline.

Pikmin:

Esta nueva saga creada por Miyamoto consta de dos títulos, ambos para Gamecube. Pikmin nos lleva a un planeta donde Olimar llega por accidente, estrellando su nave cuyas piezas son desperdigadas por varias zonas, teniendo un mes para recuperar todas las piezas, antes de que se acabe el aire de su traje.

En este planeta habitan unas criaturas parecidas a plantas andantes, a las cuales Olimar puede dirigir para que en grupo ataquen a enemigos o carguen las piezas de la nave que vaya encontrando. Los pikmin pueden ser de varios tipos, con distintas habilidades dependiendo del tipo (resistencia al fuego, capacidad para ir por el agua…). En la secuela del juego Olimar volvía al planeta de los pikmin para explotar la riqueza de este. Esta secuela incluía ademas un modo multijugador donde podían competir dos jugadores.

*Pokémon:

La conocida franquicia de Nintendo contó con unas cuantas entregas en Gamecube de distintos generos. Pokémon Channel era un título destinado a los más pequeños, imitando una especie de canal de televisión dedicado a los pokémon.

Pokémon Box era un sistema de almacenamiento de los juegos de pokémon para Game Boy Advance. Finalmente Pokémon Colosseum es una secuela de la saga Stadium de Nintendo 64, con la inclusión de un pequeño modo RPG tridimensional, llevando el estilo de juego de Game Boy a una consola de sobremesa. Pokémon XD: Gale of Darkness extendía el modo RPG de Colosseum, con una mayor duración y profundidad.

Prince of Persia:

El retorno en manos de Ubisoft de esta mítica saga que arrasó en los primeros PC que entraron en nuestras casas cuenta con tres entregas para Gamecube, títulos de aventura en 3D donde controlamos al protagonista en una perspectiva en tercera persona, moviendonos por gigantescos escenarios por los que avanzamos a base de todo movimientos, saltando y trepando, mientras acabamos con los enemigos que se cruzan a nuestro paso con ayuda de nuestra espada.

En esta saga podemos controlar parcialmente el tiempo, volviendo atrás o paralizandolo.

Resident Evil:

Todos los títulos de esta saga aparecieron en Gamecube en forma de remake (además de dos nuevos títulos, uno de ellos exclusivo). Comenzando por el primer Resident Evil, revolución de los survival horror y una de las estrellas de Capcom, el cual fue totalmente rehecho, con un apartado gráfico a al altura de la última generación, haciendo que esta saga luciera mejor que nunca.

Tras este remake llegaron ports directos (sin ningún cambio respecto a los originales) de Resident Evil 2, Resident Evil 3: Nemesis y Resident Evil Code: Veronica X, los cuales completaban esta saga de terror que transcurre en Raccon City, tras un incidente de Umbrella Corporation que hace que la mayoría de la ciudad se transforme en zombies.

Shadow the Hedgehog:

El rival de Sonic, Shadow, protagonizó este título en solitario. Una aventura con mucha acción donde se descubrió parte de la historia de este misterioso personaje. El título cuenta con diversos finales, ya que se da la opción al jugador de tomar algunas decisiones que influyen en este. El desarrollo es similar a los bien conocidos Sonic Adventures, un plataformas en 3D, aunque en esta ocasión se incluye el uso de todo tipo de armas.

Sonic:

El rival en otros tiempos de Mario, apareció en esta consola de Nintendo después de que SEGA dejará la fabricación de consolas. Sonic llegó a Gamecube con varios títulos, entre ellos los geniales Sonic Adventures.

Un Sonic en 3D lleno de aventuras a lo largo de todos sus juegos. Sonic Adventure DX, Sonic Adventure 2, Sonic Gems Collection, Sonic Heroes, Sonic Mega Collection y Sonic Riders son los títulos que protagonizó el herizo azul en Gamecube (aunque su opuesto, Shadow, también tuvo su propio juego). Una visión totalmente inimaginable años atrás, en tiempos de Super NES, y que se hizo realidad con el paso de los años…

Related Articles

ÚLTIMOS ARTÍCULOS