24.6 C
Madrid
lunes, 1 agosto 2022

Tu magazine de información online

¿Sabías que hubo un videojuego de Reservoir Dogs?

1Reservoir Dogs es un videojuego basado en la primera película de Quentin Tarantino. Lanzado en el año 2006, para la plataforma de PS2

El juego nos pone en la piel de seis ladrones de bancos que reciben la orden de atracar una joyería del tamaño de un centro comercial con gente que no habían visto antes, y para mantener el anonimato se ponen nombres de colores: Sr. Blanco, Sr. Marrón, Sr. Azul, Sr. Naranja, Sr. Rosa y Sr. Rubio.

Reservoir dogs: El videojuego

Deberemos jugar con todos y cada uno de ellos en el momento que tienen que abandonar el banco al salir todo mal en el atraco, y a base de Flashbacks, deberemos revivir como consiguieron escapar y llegar a la seguridad de su escondrijo. En total unos quince capítulos alternando fases de tiroteos con fases de conducción.

Reservoir dogs nos ofrece desde el principio emoción y disparos.

El juego esta diseñado para un solo jugador por lo que los modos de juegos que nos podremos encontrar son el típico modo historia, donde están todos los capítulos del juego, aunque una vez pasados, podremos elegir el capítulo que más nos guste y revivirlo una y otra vez.

Otro apartado interesante dentro del menú inicial del juego es el de extras, donde según encontremos una serie de mapas durante el juego, más terminar las pantallas de una forma u otra, iremos descubriendo imágenes y los cheats, para el que no sepa, trucos o trampas, que te permitirán ganar ventaja activándolos como el modo invencible.

Por lo tanto queda claro que con el videojuego lo único que tendremos que hacer es revivir la película a partir de que el atraco sale mal y averiguar si alguien dio el chivatazo que nos complicó la vida manejado a los seis Señores Colores en quince capítulos, incluso algunos de ellos repetidos sólo que con otros personajes.

Los Capítulos

En los capítulos de a pie, tendremos que ir avanzando siempre igual, intentando pasar sin ser descubiertos, en caso de que no se pueda, intentar atrapar un rehén y forzar las sumisión de los policías, y en caso de que esto no funcione, liarnos a tiros. La exploración es mínima, realmente sólo para encontrar los mapas ocultos para despejar extras.

En los capítulos de conducción sólo tendremos que ir del punto A al punto B, evitando que la policía nos detenga o destruya y llegar antes de que se acabe el tiempo, eliminando todos los obstáculos que podamos y liándonos a tiros con la poli.

Reservoir Dogs videojuego

Según lo limpio que hayas acabado la fase, es decir, dependiendo del número de víctimas que hayas causado, recibirás al final un rango entre profesional, cuanto menos muertes, y maniaco cuando mates a todo el mundo, pasando por distintos niveles en el medio. Según el rango que consigas al final del juego, verás finales distintos, por lo que esto puede hacer que quieras acabarte el juego más de una vez.

Han incluido un “Time Bullet” que cuando haces las misiones de a pie te permite disparar a varios objetivos, ya que se para el tiempo para que puedas apuntar, o bien intimidar a la policía castigando a un rehén de manera brutal. Cuando es usado en los capítulos de conducción, el coche entra en un modo turbo.

Gráficos de Reservoir dogs

En este apartado se nota que los desarrolladores de Reservoir dogs no se han molestado bastante, recuerda casi a los primeros juegos que se elaboraban para PS2. Algo que llama mucho la atención es que, siendo una película con actores reales, los personajes del videojuego, aunque compartan sus nombres, no tienen ningún parecido con sus homónimos de carne y hueso, les han hecho un lavado de cara y los han creado según les place, hecho a parte es también que el único que le puso su voz original es el Sr. Rubio, Michael Madsen.

Los personajes están bien realizados, nada que destacar, no se han dedicado a mejorar detalles, eso sí, están más cuidados los principales que ciudadanos y policías que nos podamos encontrar, que como siempre, sus rostros estarán repetidos una y otra vez, clones y más clones saldrán a cortarte el paso.

Los entornos no son nada del otro mundo, están diseñados para que sólo puedas ir en una dirección, vallas y edificios delimitan los mapas para que no te salgas y continúes el camino programado. Lo mismo en las escenas de conducción, donde los coches recuerdan a cajas de cerillas con colores y ruedas, las carreteras cortadas por obras o muros y cercados.

Jugabilidad

En este apartado, Reservoir dogs nos lo pone fácil, ha adaptado de manera sencilla los controles para que se nos haga el juego más ameno, pues como casi siempre, deberemos usar el R1 para disparar, el L1 para localizar un objetivo, joystick izquierdo para movernos, X para recargar, Triángulo para Psycho Bullet Festival y el cuadrado para cubrirnos tras objetos.

Deberemos capturar rehenes (círculo) para poder pasar ciertos puntos del juego, para ello tendremos que usar la violencia golpeando a la presa delante de la poli, ya que con la agresión dejan de apuntarte y se van al suelo. Siempre y cuando tú se lo ordenes al R2. El juego no te permite saltar, algo que se echa de menos pues a veces tienes la necesidad de hacer un salto.

La forma de apuntar es simplemente moviendo el stick analógico derecho, aunque puedes marcar el objetivo con el L1, por lo que a la hora de disparar no te costarás mucho darle a los blancos que tengas en tu mirilla.

Sonido

Aunque no destaque Reservoir dogs por los sonidos del juego, es un apartado bastante cuidado, ya que aunque las voces de los personajes, excepto Sr. Rubio, no son las originales, son muy parecidas y no dejan de hablar, sobretodo cuando hay que intimidar, tienes varias frases.

Policías y ciudadanos se repiten más a la hora de expresarse verbalmente, pero las frases que dicen, aunque están inglés pero todo subtitulado como el resto del juego, son realmente divertidas y del humor negro de la película, por lo que no te extrañes cuando escuches palabras mal sonantes a lo largo de Reservoir dogs.

Los disparos de las armas son igual que en todos los juegos, el sonido de los coches son para todos igual, es decir no hay nada destacable dentro del apartado sonoro que sirve para ambientar el juego, pero lo mejor es la banda sonora que es la misma que la película.

Inteligencia Artificial

Este apartado viene determinado más que nada, por el nivel de dificultad que elijas para jugar a Reservoir dogs. Mientras tienes a un rehén verás que intentan convencerte para que lo suelte a la par que te van rodeando para tener un buen ángulo de tiro, por lo que no te dejes rodear. La puntería de los policías también incrementa según subes el nivel del juego, por lo que en las zonas de tiroteos tendrás que ser más rápido e intentar dar siempre en las zonas débiles del cuerpo.

La reacción de los ciudadanos cuando te ven con un arma o escuchan disparos es la de salir corriendo e ir a pulsar el botón de alarma para llamar a la seguridad o a los maderos, así que no se lo permitas.

En las fases de conducción, los vehículos policiales se interpondrán en tu camino e intentarán chocarte para sacarte fuera de la carretera y empotrarte contra el muro, te dispararán para detenerte si hace falta. Si invades el carril contrario verás que la reacción de los conductores es la de picarte las luces y tocar el claxon para que no te choques contra ellos.

Duración

Este es el punto más débil de RD pues al ser quince capítulos, y encima que los de conducción los terminas en 3 minutos máximo, los de a pie te duran un suspiro, lo más quince minutos, y no te digo si decides pasar el nivel pegando tiros y corriendo para acabar cuanto antes, por lo que el juego en dos o tres horas está terminado. La falta de otros modos de juego evitan que tenga más prolongación, por lo que aquí intervienen las ganas que tengas de volver a acabártelo.

Conclusión

Reservoir dogs fue un juego que no aportó nada nuevo, era más de lo mismo, es repetitivo hasta cansar y ofrece lo mismo que otros juegos de este estilo. Realmente puede gustar a aquellos fans de Tarantino o a los que hayan visto el film primero.

Gráficos decentes, sonido bastante bueno, una jugabilidad buena, I.A. buena y una duración paupérrima, es lo que podemos encontrar en RD, no da muestras de más, por lo que si te gustó mucho la película y tienes el impulso de jugar con los señores colores, piénsate mucho su compra, pues es seguro que te lo termines una vez y punto.

Related Articles

ÚLTIMOS ARTÍCULOS