Televisión y cultura

Alfonso Ussía pone en su sitio a Pedro Sánchez por la nefasta gestión del Coronavirus

El periodista y escritor está esplendido contra el Felón

author test

11 de marzo de 2020 (23:15 CET)

Alfonso Ussía pega un zasca a Irene Montero
Alfonso Ussía pega un zasca a Irene Montero

El Frente Popular ha gestionado muy mal la crisis del Coronavirus. Cuando en Italia se estaba descontrolando y aquí aparecían los primeros casos, dirigentes socialistas y podemitas decían que no pasaría nada. Incluso el miserable de Echenique escribía deleznables tweets riéndose de la gente que ponía el grito en el cielo por la mala gestión del Gobierno.

Son muchos los que han criticado al Gobierno pero pocos son capaces de hacerlo como Alfonso Ussía. El escritor ha escrito un artículo en La Razón en el que ha puesto en su sitio a Sánchez y a todo su Gobierno. Ussía ha recordado las críticas de Sánchez a Rajoy por la crisis del ébola donde, recordemos, no murió nadie. Afirma Ussía que "Pedro Sánchez exigió la dimisión de Rajoy. Para colmo, el Ministerio de Sanidad ordenó que el perro de la enfermera y su marido –creo recordar que se apellidaba Limón (el marido, no el perro)–, fuera sacrificado como presumible transmisor de la enfermedad. Y se armó la marimorena con lo del perro. Los animalistas se enfurecieron, cuando la medida no tenía otro objetivo que la prevención. El resultado del ébola en España se resumió de esta guisa. Dos misioneros contagiados en África que fueron traídos a España para morir. Una contagiada por incumplir los protocolos sanitarios que, a Dios gracias, sanó. Un perro muerto. Lo del perro fue demasiado. Y la izquierda política y mediática se propuso acabar con Rajoy. Sánchez se manifestó indignado. Lo del perro fue muy gordo".

Pedro Sánchez y Jose Luis Ábalos

Ussía critica duramente al Frente Popular por no haber tomado medidas hasta que pasara el aquelarre feminazis. Unas medidas que sabían perfectamente que deberían haberse tomado. Alfonso Ussía tiene claro el motivo: "Con el coronavirus el Gobierno de Sánchez no ha actuado hasta que se celebrara la manifestación del ultrafeminismo. Se cerraban escuelas, plantas de hospitales y se prohibían competiciones deportivas durante las semanas de «contención de la epidemia». De contención nada. Permitir las manifestaciones feministas convocadas por Podemos –ellos son los que mandan–, en España, no determina una política de «contención». Superado el día de las chicas sulfuradas, el Gobierno ha reconocido que el coronavirus ofrece unos números de contagiados y fallecidos en nuestra nación más que inquietantes. Pero nadie ha pedido la dimisión de Sánchez. Probablemente, porque no ha muerto ningún perro, o gato, o loro de compañía".

Ayúdanos a difundir
Más noticias
Hoy destacamos
Comentarios
Top Noticias