Sucesos

La desgarradora carta de unos ciudadanos que tienen que aguantar a los okupas sin que ninguna administración haga nada

Es algo cada vez más habitual en la Cataluña progre

author test

13 de enero de 2021 (21:07 CET)

Okupas FOTO Europa Press
Okupas FOTO Europa Press

Toda España sufre las consecuencias de la plaga okupa pero en Cataluña es mucho peor. Una familia no puede más y ha expuesto su caso con la esperanza de que alguien, por fin, se digne a mover un dedo:"Mi familia lleva cinco años viviendo la peor pesadilla que nadie pudiera imaginar. Hace años nos establecimos en la población de Rubí, Barcelona. Nos hipotecamos para el resto de nuestros días. Lo que nunca sospechamos es que el piso de al lado fuera ocupado y menos que lo fuera por personas que no solo no respetan la convivencia, sino que además supuestamente se dedicaran al narcotráfico".

Temporal Filomena FOTO Europa Press

La familia critica la pasividad de la policía ya que en el piso ha habido mucho movimiento durante el confinamiento y además hay tráfico de drogas. La respuesta es totalmente decepcionante ya que si hay indicios de tráfico de drogas la policía puede iniciar una investigación, otra cosa es que haya interés o no se quiere molestar a la gentuza que hace la vida imposible al resto:"Acude la Policía y la respuesta es "No podemos hacer nada". Tanto los vecinos como la comunidad hemos denunciado estos hechos a los Mossos d'Esquadra, indicando que todos hemos sido testigos de las idas y venidas con bolsas industriales llenas de droga. La respuesta de Mossos siempre es la misma: ningún juez autorizaría la entrada al domicilio, y solo queda que un día los encuentren con las bolsas en la calle, cosa bastante improbable".

 

"Hemos pensado en cambiar de domicilio, pero desgraciadamente nuestra hipoteca es superior al valor actual del piso. Mientras tanto, nuestros vecinos okupas campan a sus anchas destrozando la escalera, subiendo al piso en ascensor sin siquiera bajarse de los patinetes eléctricos, exponiendo al covid a toda la comunidad con sus fiestas y con música salsa a todas horas. El tiempo que todos estábamos confinados el piso de al lado era un festival de gente a todas horas".

Pueden leer la carta completa en este enlace.

Ayúdanos a difundir
Más noticias
Hoy destacamos
Comentarios
Top Noticias