Política

La surrealista instrucción que se ha dado a los agentes de la Guardia Civil para no molestar a los Marqueses de Galapagar

La casta roja usa a la Guardia Civil a su antojo pese a que en el fondo la desprecian

ericaesp

23 de mayo de 2020 (16:03 CET)

Vecinos protestando en Galapagar
Vecinos protestando en Galapagar

Desde hace ya varias noches, vecinos de la urbanización la Navata, en Galapagar, salen a la calle con sus cacerolas y se acercan a la mansión de los Marqueses para expresar su rechazo por la nefasta gestión que ellos dos y el resto del Gobierno del Frente Popular están realizando con la crisis del Coronavirus. 

La calle de los Marqueses cortada

Las concentraciones siempre han tenido un carácter cívico y pacífico, a diferencia de la violencia de las concentraciones de izquierdas donde raro es el aquelarre en el que no haya destrozos o algún contenedor quemado. Pese a todo, al Marqués de Galapagar le molesta que haya gente merodeando por su chalet. Marlaska ha querido echar un capote a su compañero del Gobierno y cada noche hay un refuerzo en el dispositivo de Guardia Civil que custodia el Marquesado.

Según informa OK Diario, la situación es tan surrealista que una orden interna de la Guardia Civil - a los que por cierto Iglesias siempre ha odiado - establece que los agentes deberán evitar alzar la voz para no "causar molestias innecesarias a las autoridades residentes y demás vecinos próximos".

Ayúdanos a difundir
Relacionados
Hoy destacamos
Comentarios
Lo más leído