Política

Una pancarta de "SIM se puede" cerca del Marquesado desata la ira de Pablo Iglesias y la Guardia Civil monta este dispositivo para "controlar" a 20 pacíficos manifestantes

El Ministerio del Interior gasta dinero público en la seguridad personal y privada de los Marqueses

author test

27 de julio de 2020 (14:42 CET)

Marquesado de Galapar
Marquesado de Galapar

Sigue la habitual complicidad entre Pablo Iglesias y Fernando Grande-Marlaska. Vicepresidente segundo y Ministro del Interior trabajan para proteger las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana el Marquesado donde se alojan el Marqués, su mujer y sus hijos. Decenas de patrullas de la Guardia Civil, pagadas con los impuestos de todos los españoles y se podrían ocupar de otras tareas más importantes, vigilan de cerca el casoplón y las calles aledañas. 

Pablo Iglesias FOTO Europa Press

Este fin de semana, se concentraron veinte manifestantes en las puertas de la 'casa'. Lo hicieron de manera tranquila, pacífica y sin armar alboroto. Su buena educación y respeto no bastó para que la policía, siguiendo órdenes del Frente Popular, les echara. El motivo es muy simple. Impedir que se exhibiera una pancarta con el lema "SIM se puede", en alusión al escándalo judiical de la tarjeta SIM por el que Iglesias podría ser imputado en un tiempo no muy lejano. En este sentido, el Juez de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, considera que quien en un primer momento se consideró perjudicado podría tener mucho que ver en este asunto. 

El Partido Popular ha pedido que comparezca el Ministro Marlaska en el Congreso de los Diputados para que explique al conjunto de los ciudadanos españoles porque es la Guardia Civil quien asume la seguridad de la casa privada de Pablo Iglesias e Irene Montero. Se plantea si es justo que se use dinero público, ganado gracias al sudor y esfuerzo de todos los españoles para garantizar la seguridad de los podemitas. 

Ayúdanos a difundir
Más noticias
Hoy destacamos
Comentarios
Top Noticias