Política

Más Ayusos y menos Rufianes: Las diferencias entre el éxito de Madrid y la decadencia de la Cataluña separatista

La paz no es la ausencia de conflicto, es la habilidad de gestionar el conflicto por medios pacíficos.

Alonso Gómez Argente

29 de noviembre de 2020 (19:22 CET)

Gabriel Rufián FOTO Europa Press
Gabriel Rufián FOTO Europa Press

La semana pasada ya expliqué como se están desarrollando los Presupuestos Generales del Estado, y quiénes son los integrantes del acuerdo. Esta vez, el protagonismo se lo ha llevado Gabriel Rufián, portavoz de ERC, donde ha demostrado que su ego y su falta de interés por el bienestar de los catalanes está más presente que nunca.

El actual gobierno de España, ha obtenido un principio de acuerdo con el partido independentista, para así poder conseguir la aprobación de los ansiados presupuestos que tanta polémica están generando. Como era de esperar el partido nacionalista no lo iba a poner fácil. En esta ocasión, ha centrado su odio en la Comunidad de Madrid. Por suerte para los madrileños, cuentan con una mujer que está sabiendo anteponerse ante cualquier dificultad. Pese a no disfrutar de una confianza plena del partido, Isabel Díaz Ayuso está callando bocas día tras día. Tras demostrar que la estrategia que proponía para Madrid de luchar contra el COVID sin tener que hundir su economía, ahora toca resaltar unas palabras que en este país se han escuchado en muy pocas ocasiones: “Seré la peor pesadilla de quien sea, si empiezan a tocarle el bolsillo a los contribuyentes madrileños para pagar la corrupción al independentismo”.

Gabriel Rufián FOTO Europa Press

El Portavoz independentista hablaba de “crear un comité bilateral para una reforma fiscal total, justa y progresiva”. O lo que es lo mismo, citando una frase de Margaret Thatcher, “prefiere que los pobres sean más pobres con tal de que los ricos sean menos ricos”. Ya sabíamos que dicho portavoz carecía de ciertos principios, debido a que prometió salir hace años de la política y aún sigue viviendo de ella.

Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) busca convertir a Cataluña en un país ajeno a España. Naturalmente busca esto para poder tener autoridad fiscal dentro de Cataluña, pero al parecer, no le parece correcto que Madrid, siempre dentro de un marco legal, tenga un sistema fiscal atractivo dentro del infierno fiscal que hay en España. Gracias a Madrid, tenemos en nuestro país contribuyentes con rentas altas. Esto es debido a que dicha comunidad ha entendido que la forma de crear riqueza no es saqueando los bolsillos del contribuyente, más bien, es la de atraer capital. 

Uno de los impuestos que quieren imponer ERC es el de Patrimonio, ya que consideran que Madrid está haciendo Dumping fiscal, es decir, competencia fiscal desleal. Pero si miramos a Europa, nos encontramos esta situación:

 

 

No, señor Rufián. Madrid no hace dumping fiscal, tan solo quiere salir del infierno fiscal que tiene nuestro país. Lo que parece no entender el portavoz independentista, es que actuaciones como estas, son las que están haciendo que desde el 1-O, más de 3.000 empresas hayan puesto rumbo a la capital de España. El problema de Cataluña sois ustedes, que estáis creando una inseguridad jurídica donde impide el funcionamiento normal de cualquier empresa.

Normalmente, cuando en este país se habla de armonizar impuestos, quieren decir: ¡Subamos más los impuestos a todos! Pero claro, de cara al electorado, queda mucho mejor la palabra “armonizar”.  Todo esto viene debido a que el presidente del gobierno, tampoco se quedaba atrás e indicaba la necesidad de armonizar ciertos impuestos, para así buscar una igualdad entre españoles. Pero hay un dato que deja en evidencia el sectarismo ideológico de este gobierno, y es que quien tiene actualmente unas ventajas fiscales diferentes al resto son: el País Vasco con el famoso “cupo vasco” y el Régimen Foral de Navarra. Y claro, ¿por qué Rufián no habla de dumping fiscal en estas zonas? Pues lógicamente porque son regiones gobernadas por la izquierda.

Como vemos son todo incoherencias. Detrás de estos ataques hay un odio visceral hacia la libertad. Madrid ha demostrado ser una región donde si creamos un marco legal atractivo para poder triunfar, una seguridad jurídica óptima para invertir, los éxitos empiezan a llegar. Y no hay que tener miedo a decirlo, pero Isabel Ayuso se ha convertido actualmente en una defensora a ultranza de la libertad individual y de la propiedad privada. Sin duda, variables claves para establecer una región prospera.

Ayúdanos a difundir
Más noticias
Hoy destacamos
Comentarios
Top Noticias