Política

Marlaska agacha la cabeza cuando una charo de ERC vincula a la Guardia Civil con la "ultraderecha"

3 de noviembre de 2020 (21:04 CET)

Fernando Grande Marlaska FOTO Europa Press
Fernando Grande Marlaska FOTO Europa Press

MADRID, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha señalado este martes que nadie en el Gobierno rehúye hablar sobre el "conflicto político" en Cataluña, lo que implica que "todos converjan en unos mínimos", después de que ERC haya censurado la última operación de la Guardia Civil contra el entorno independentista, pidiéndole que ponga fin a la "ultraderecha" en el seno del Instituto Armado.

En la sesión de control al Gobierno en el Senado, Grande-Marlaska ha agradecido el "tono" empleado por la senadora de ERC Mireia Cortés, muy crítica con la última investigación judicial con una treintena de detenidos del entorno independentista por supuesto desvío de fondos públicos.

"Desde junio 2018", ha dicho Grande-Marlaska, en referencia a la llegada de Pedro Sánchez a la Moncloa, "no confunda un Gobierno con otro Gobierno, un partido político con otro partido político". El ministro ha añadido que el Ejecutivo sí se "cree" el Estado de Derecho y la división de poderes, y ha pedido no valorar actuaciones que están aún instruyéndose por el titular del Juzgado número 1 de Barcelona.

Fernando Grande Marlaska FOTO Europa Press

Grande-Marlaska ha sostenido que la Guardia actúa "como procede en un Estado de Derecho" y que no puede nadie "inmiscuirse" en estas diligencias. Además, ha comentado que en el Gobierno "no se rehúye ningún conflicto político ni se le llama de otra forma".

"Pongamos todos todo lo que podamos para converger en esos mínimos que nos pide la sociedad", ha continuado antes de defender que España es una de las 20 democracias plenas y que la Guardia Civil --"nuestra" y no "suya", como le había dicho antes la senadora-- trabaja por el interés del conjunto de los ciudadanos.

ERC ha pedido este martes en el Senado que Grande-Marlaska cese al teniente coronel Daniel Baena, al frente de la Policía Judicial de la Guardia Civil en Cataluña, recordando la polémica que le vincula con el sobrenombre de Tácito en redes sociales. Según Cortés, el Instituto Armado lo que hace es "boicotear cualquier proceso de diálogo" y "tácitamente está blanqueando la represión de la ultraderecha en Cataluña".

Según la senadora, el Instituto Armado "va también" contra el propio Gobierno de PSOE y Unidas Podemos porque forma parte de las cloacas del Estado, que ha vinculado con algunos jueces y medios de comunicación. "Háganle frente", le ha reclamado al ministro antes de rechazar el "espionaje político" y otras "artimañas" como las "escuchas de conversaciones confidenciales".

En su intervención, Mireia Cortés ha recordado la reciente absolución del mayor de los Mossos d'Esquadra Josep Lluís Trapero, contraponiendo esta decisión al relato de mandos de la Guardia Civil como el propio Baena o el coronel Diego Pérez de los Cobos.

En este sentido, y tras mencionar la polémica por el nombre de la última operación --por error se dijo Volhov, en lugar de Voloh--, Cortés ha acusado a este Cuerpo de actuar incurriendo en delitos de odio y de "resucitar la lucha contra el comunismo" por investigar posibles vínculos del independentismo con Rusia, algo que cree que ha motivado el "ridículo internacional" de España.

 

Ayúdanos a difundir
Más noticias
Hoy destacamos
Comentarios
Top Noticias