Política

Josep Bou sigue burlándose del PP y ficha a un separatista fan de Puigdemont como jefe de prensa

Bou despidió por sorpresa al jefe de prensa y su decisión de nombrar a un separatista ha sido recibida con indignación en el seno del PP

ericaesp

7 de abril de 2020 (22:18 CET)

Eduard Batllés votando en el butifarréndum organizado por Artur Mas
Eduard Batllés votando en el butifarréndum organizado por Artur Mas

El culebrón protagonizado por Josep Bou promete convertirse en un serial digno de TV3 - ahora que el empresario y concejal pastelea con el separatismo seguro que le hacen un hueco - tras la última cacicada del líder del PP en el Ayuntamiento de Barcelona. Si hace unas semanas destituyó sin motivo alguno a Joan Castelló jefe de prensa del grupo municipal ahora se ha conocido que su sustituto es un separatista fan de Puigdemont y muy crítico con el PP, partido al que en algunas ocasiones ha llegado a despreciar rozando la descalificación personal y la burla.

Josep Bou, concejal del PP en Barcelona

Si bien Bou fue fichado porque había demostrado una contundente oposición al independentismo catalán, todo eso se ha ido diluyendo y a su carácter problemático se han sumado declaraciones y actuaciones más propias de un nacionalista radical. Sonada fue la petición al PP sobre el prototipo de candidatos que debía poner en las listas electorales. “Tiene que tener gente aquí, que sea catalana, que tenga apellidos catalanes y que hable en catalán”, afirmó el empresario.

Se ha enfrentado de forma contínua a sus compañeros del grupo municipal, especialmente con el otro concejal del PP en el consistorio, Óscar Ramírez Lara. El cese de Castelló como jefe de prensa es la punta del iceberg de una serie de ceses de personas capacitadas dentro del grupo municipal y con amplia experiencia dentro del PP como Miguel Raposo o Alfredo Bergua.

Bel Olid y Josep Bou

Pero la gota que ha colmado el vaso ha sido la contratación de Eduard Batlles como nuevo jefe de prensa del grupo municipal. Batlles ha trabajado en RAC1 y La Xarxa aunque tiene un "currículum" más extenso en las redes sociales donde se le puede ver votando en el "referéndum" ilegal organizado por Artur Mas en 2014 y, en fechas más recientes, con numerosos tweets de apoyo al fugado Puigdemont, del que es fan declarado. También se cachondeaba de los resultados del PP en el Parlamento catalán afirmando que sus diputados podían ir a los plenos en Sidecar. 

Más recientemente también ha publicado un tweet de mofa dirigido a los españoles en la línea de twitteros polémicos como Albert Donaire, líder de los Mossos separatistas.

 

Con esta peligrosa deriva a Bou no le queda otra que presentar su dimisión y asumir que la situación se le ha ido de las manos. Declaraciones propias del separatismo más cerril y enchufismos de periodistas separatistas cuyo única relación con el PP es haberle faltado al respeto en las redes sociales, colocan a Bou en una situación complicada. La situación que se vive en España y muy especialmente en Cataluña requieren de polítcos comprometidos de verdad y no showmans que hacen el juego a podemitas y separatistas.

Ayúdanos a difundir
Relacionados
Hoy destacamos
Comentarios
Lo más leído