Política

Guerra total entre Izquierda Unida y Podemos en Galapagar mientras Iglesias se lo mira desde su chalet

Divorcio entre ambas formaciones en este municipio de Madrid

ericaesp

28 de enero de 2021 (09:28 CET)

Alberto Garzón   FOTO Europa Press
Alberto Garzón FOTO Europa Press

Cuando Podemos no existía, Izquierda Unida era quién representaba a los comunistas. Una buena campaña mediática de cuatro progres profesores de universidad, que contó con la ayuda de algunos medios de comunicación, hizo que el partido morado fundado por Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero se levantara como el representante de la clase trabajadora y consiguió 'absorber' a IU, pasando primero a llamarse Unidos Podemos y luego Unidas Podemos, para parecer más feministas.

Teresa Rodríguez FOTO Europa Press

Izquierda Unida de Alberto Garzón no ha desaparecido, pero concurre junto a Podemos en los comicios. Orgánicamente son dos partidos diferentes y en Galapagar, el municipio donde los Marqueses residen, se han visto estas diferencias. En un comunicado han anunciado que las dos formaciones se han separado pese a que desde hace casi dos años compartían grupo municipal.

La concejal Celia Martell López de Soria (IU) acusa a Raquel Almendros (Podemos), de tener "actitudes intransigentes, de desprecio por parte de los miembros de ese espacio político". "Sin duda alguna, son una falta de respeto para los y las votantes que confiaron en nosotras", han señalado los compañeros del ministro Florero. Añaden que "hemos visto cómo se ha querido callar la voz de nuestra concejala, Celia Martell, y por tanto de nuestra asamblea". "En el Pleno del Ayuntamiento se ha impedido escuchar nuestra voz en cosas tan importantes como los presupuestos, el estado del municipio, en la comparecencia del alcalde sobre los Servicios Sociales solicitada por nuestra asamblea, en los diferentes puntos de los plenos, ruegos y preguntas y, por último, en mociones (con posiciones coordinadas con la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid, la Asociación Itaca CSA o Ecologistas en Acción)". El divorcio es una realidad y Pablo Iglesias e Irene Montero no quieren ser testigos de ello. Mucho trabajo tienen mirando Netflix desde su sofá. 

Ayúdanos a difundir
Más noticias
Hoy destacamos
Comentarios
Top Noticias