Política

Europa sigue degenerando y echa un capote a Puigdemont y a futuros golpistas que quieran fugarse

21 de septiembre de 2020 (22:27 CET)

Carles Puigdemont FOTO Europa Press
Carles Puigdemont FOTO Europa Press

BRUSELAS, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

El comisario de Justicia, Didier Reynders, ha asegurado este lunes que existe un "margen de mejora" en la aplicación de las reglas de la orden europea de detención y entrega (OEDE), pero ha puesto en duda que la solución pase por una reforma de la norma o de ampliar el listado de 32 delitos por los que se debe proceder a la entrega automática del reclamado por otro Estado miembro.

"La Comisión duda de que mejorar el sistema de la euroorden requiera una revisión de la decisión marco", ha expresado el comisario en un debate en la comisión de Libertades Civiles, Justicia e Interior del Parlamento Europeo durante el que se ha discutido sobre el primer borrador del informe de la Eurocámara sobre la revisión de la euroorden, del que es ponente el eurodiputado del PP Javier Zarzalejos.

Reynders ha avisado a los eurodiputados de que una eventual ampliación del catálogo de delitos para la entrega automática "no resolverá por sí sola los problemas" que afrontan los Estados miembros a la hora de aplicar la euroorden, al tiempo que ha señalado que la clave es cómo actúen las autoridades judiciales nacionales, campo sobre el que la Comisión Europea no tiene competencias.

Carles Puigdemont FOTO Europa Press

En su informe, Zarzalejos defiende la necesidad de revisar la decisión marco pare reforzar el sistema de cooperación y hacer frente a nuevas formas de delincuencia, al tiempo que alerta de una creciente "desconfianza" entre Estados miembro que pone en riesgo una "piedra angular" como es la euroorden para la UE.

Así, considera necesario "reafirmar" que el deber de entrega de los fugados reclamados por otro Estado miembro ha de ser el principio general y el rechazo, la excepción; al tiempo que ha apuntado la necesidad de incluir el reconocimiento de las víctimas.

También ha subrayado que la confianza debe basarse en elementos objetivos, ha pedido espacios "más amplios de reconocimiento mutuo" cuando se trate de extradiciones por delitos con un "impacto singular", aunque sean poco frecuentes, si están bien definidos por los Estados miembro

En este sentido, el eurodiputado 'popular' propone en su informe nuevas categorías de reconocimiento automático como los delitos "contra el orden público" o la usurpación de identidad y en el debate ha sugerido otros como la violencia contra la mujer o delitos fiscales.

Aunque Zarzalejos no hace referencia expresa a los casos de los políticos independentistas catalanes huidos a Bélgica, entre ellos Carles Puigdemont, la eurodiputada de ERC Diana Riba ha acusado al eurodiputado y al Parlamento Europeo de "instrumentalizar" la revisión de la euroorden con fines políticos y presionar para su entrega, algo que en la réplica el eurodiputado del PP ha considerado "absurdo" al subrayar que en ningún caso una reforma podría afectar a causas ya abiertas.

El comisario Reynders tampoco se ha referido expresamente al caso de los líderes independentistas, pero ha pedido no dejarse llevar por casos "de alto perfil" que en los últimos años han llamado la atención de los medios y de la Comisión Europea.

"Hay que ser cautos a la hora de sacar conclusiones generales de casos individuales", ha pedido el político belga, quien, en cualquier caso, ha recordado que sus servicios están evaluando la correcta aplicación por parte de los Estados miembro de las reglas de la euroorden y ha afirmado que no dudarán en iniciar expedientes sancionadores si se detectan irregularidades graves.

En el debate, el informe de Zarzalejos ha contado con el respaldo de varios eurodiputados socialistas y liberales, entre ellos los españoles Domènec Ruiz Devesa y Maite Pagazaurtundúa, con respecto a la necesidad de revisar la euroorden para mejorar su aplicación y evitar abusos.

Pagazaurtundúa, que es también ponente en la sombra del informe, ha considerado que se trata de un texto "equilibrado y riguroso" y ha celebrado que se proponga la inclusión de nuevos delitos como los que afectan al orden constitucional u otros adaptados a la nueva era digital.

Pero la eurodiputada también ha avisado de la falta de datos fiables facilitados por los Estados miembro para evaluar la aplicación de la euroorden, por la que existe un "agujero negro" en los datos que se manejan y hace que no se sepa cómo se resolvieron unas 9.000 órdenes de detención y entrega en 2018, último año del que se disponen datos.

El eurodiputado de Vox Jorge Buxadé también ha exigido a la Comisión Europea dar los pasos necesarios para iniciar una reforma que evite que el espacio sin fronteras Schengen se convierta en una zona de "impunidad" y se repitan casos como el de Natividad Jáuregui, miembro de ETA reclamada por España pero residente desde hace años en Bélgica, país que rechazó su entrega

Ayúdanos a difundir
Más noticias
Hoy destacamos
Comentarios
Top Noticias