Política

La contaminación producida por el viaje de Greta Thunberg que los ecologistas quieren esconder

La historia del velero de Greta Thunberg vendida por los ecologistas no es tan bonita como parece. Contaminó más que si hubiera ido en avión

author test

15 de diciembre de 2019 (18:33 CET)

Greta Thunberg a bordo del barco
Greta Thunberg a bordo del barco

La niña ecologista de moda, Greta Thunberg, fue la estrella de la Cumbre del Clima de Madrid. La joven sueca cruzo el charco, desde Nueva York a Lisboa en un velero, en principio, sin utilizar ningún motor. Se trata del "Vagamonde" un barco familiar de unos 13 metros de eslora que cargaba sus baterías a través de la energía solar que captaba en el océano. 

Greta Thunberg y sus exigencias con la prensa para la Cumbre de Madrid

Cualquiera que tenga conocimientos sobre navegación sabe que  los catamaranes no pueden navegar contra el viento y solo lo hacen si están alimentados por vientos portantes, es decir, de aleta o de popa. Para atravesar el Atlántico en esta época del año los vientos que predominan son del este hacia el oeste, es decir que el catamarán se los encontraría de proa (delante). 

Tardar tres semanas y llegar directamente desde Nueva York a Lisboa implica tener un viento de proa en todo momento, lo que significa que el barco tiene poderes extraterrestres o ha llegado utilizando los motores de petróleo. A partir de ahí, es fácil echar cuentas. Motor Volvo consumiendo más o menos cuatro litros de diesel a la hora cada uno de los motores, que con las malas condiciones con las que dicen que se encontraron el consumo puede haber sido, más o menos del doble, es decir unos ocho litros por hora y motor o, lo que es lo mismo, dieciséis litros por hora.  Todo ello hace un gasto superior a que si hubiera volado de Nueva York a Madrid en un vuelo convencional. Pero la foto queda muy bien y la historia es muy bonita. 

Ayúdanos a difundir
Más noticias
Hoy destacamos
Comentarios
Top Noticias