Política

El Consejero del Interior catalán amenaza a los ciudadanos que protestan contra la ola de delincuencia de okupas magrebíes

Las políticas progres de Cataluña con total permisividad hacia esta gente tienen consecuencias

author test

27 de junio de 2020 (17:44 CET)

Miquel Buch, Quim Torra y Alba Vergés  - Europa Press
Miquel Buch, Quim Torra y Alba Vergés - Europa Press

Las primeras semanas del desconfinamiento en Cataluña están teniendo como claros protagonistas a los delincuentes. Muchas poblaciones a lo largo y ancho del territorio catalán están viendo como numerosos grupos de okupas, sobretodo magrebíes, se instalan en sus localidades y se dedican a la pequeña delincuencia y a dar problemas de convivencia. 

Llançà y Coma-ruga han sido los últimos municipios afectados pero la lista es larga. En la localidad tarraconense han aprovechado para okupar chalets que son segundas residencias. En Llançà, al igual que en Premià de Mar, la situación es insostenible debido a la delincuencia constante de estos okupas, en ambos casos jóvenes magrebíes.

Coma ruga

Los vecinos se han organizado y se han vivido momentos de tensión. La Generalitat, lejos de amparar a los vecinos y comprender su situación de desesperación, se dedica a lanzarles advertencias. El consejero de Interior, Miquel Buch, ha asegurado que los vecinos serán denunciados si pretenden "tomar el liderazgo o la fuerza por su propia mano". Buch, cuya experiencia profesional consiste en haber sido portero de discoteca, está realizando una pésima gestión al frente de la Consejería de Interior y ha conseguido ser valorado de forma negativa tanto por separatistas como por constitucionalistas. 

Ayúdanos a difundir
Relacionados
Hoy destacamos
Comentarios
Lo más leído