Política

La charoalcaldesa socialista que se vacunó por la cara pone una burda excusa para justificar sus privilegios

Paqui Alamillo ha sido suspendida mientras no se aclare lo sucedido

author test

18 de enero de 2021 (12:21 CET)

Paqui Alamillo
Paqui Alamillo

Paqui Alamillo es la alcaldesa de Torrecampo, en Códroba. Su partido es el PSOE y se ha saltado la cadena de prioridades y se ha suministrado la vacuna del Covid19, un privilegio inadmisible del que no hubiera disfrutado si no fuera por su cargo. La excusa no puede ser más burda y poco creíble: la dosis iba a ser desechada y antes de tirarla a la basura 'alguien' se la tenía que poner. 

La Alcaldesa de Torrdelcampo en el centro FOTO Europa Press

El razonamiento siguió y los razonamientos llegan a ser insultantes: "en ningún momento manifesté mi deseo de vacunarme, sino que esta posibilidad surgió cuando se habían vacunado todos los residentes y el personal y quedaban dos dosis que o se ponían o había que desecharlas".  Es decir, que la charo alcaldesa, la Paqui, no pidió ser vacunada y, pobre mujer, no tuvo más remedio que aceptar la 'invitación' de los sanitarios que no querían dar por perdidas las dosis 'sobrantes'. 

El PSOE de Córdoba ha decidido abrirle un expediente cautelar de suspensión de militancia hasta que se aclare lo sucedido. Quieren investigar por qué los servicios sanitarios le pusieron la vacuna a la edil que, 'casualmente', también es la presidenta de la residencia municipal y que asiste a menudo a tal centro para controlar al personal sanitario que trabaja allí.

Ayúdanos a difundir
Más noticias
Hoy destacamos
Comentarios
Top Noticias